Verano y decisiones: ¿si o no a los aires acondicionados y ventiladores?

Ventiladores, aires acondicionados y bebés

Falta poco para el comienzo del calor sofocante, y siempre surge la misma consulta: ¿se pueden usar estos dispositivos en habitaciones con bebés, sobre todo los muy pequeños?

La respuesta es SÍ, se puede, pero con ciertas precauciones:

  • Tratar de evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • Evitar que la corriente de aire del ventilador o del aire acondicionado le de directamente al bebé.
  • Mantener limpios estos dispositivos para evitar la circulación abundante de polvo y partículas.
  • Es recomendable programar el aire acondicionado a 24°C para evitar la diferencia intensa de temperaturas entre el exterior y la casa.
  • El aire acondicionado, sobre todo, seca el aire ambiente, y puede producir sequedad de las vías respiratorias. Esto genera que las mismas produzcan más moco para protegerse, y parezca que «nos resfriamos». No es grave y es una cuestión de costo-beneficio.
  • En niños asmáticos o con patología respiratoria recurrente, CONSULTAR CON PEDIATRA DE CABECERA.

Precauciones con el calor

  • El calor provoca transpiración intensa para regular la temperatura corporal, por lo que lo más importante en los niños es la HIDRATACIÓN. Promover la LIBRE DEMANDA ya sea de pecho o de fórmula, y en niños más grandes, ofrecer agua y no jugos, que no aportan buena hidratación.
  • Para salir usar telas livianas de colores claros que protejan del sol.
  • Evitar exposición al sol de 10 a 18 hs, y utilizar protectores solares.
  • Si vamos a portear, elegir telas livianas, hacer nudos con pocas capas, y contabilizarlo como una prenda más de ropa en el niño.
  • El recién nacido sano regula su temperatura por sí solo. No es necesario, y no se recomienda, sobre-abrigarlo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp