#CososMarketineros: rodilleras y cascos para bebés

Traigo algo que me aparece mucho en las publicidades de las redes sociales (consecuencia de tener una cuenta dedicada a la Pediatría, por lo visto ): Rodilleras y cascos para «evitar roces y golpes» en bebés que están aprendiendo a gatear y caminar.

Estos objetos, además de innecesarios, lo único que hacen es alterar la percepción del cuerpo en el espacio. Los niños se encuentran en fase de plena exploración y no necesitan objetos que los «frenen», sino ambientes seguros. Las rodilleras, por ejemplo, se venden como «antideslizantes», cuando precisamente lo que queremos es eso: que perciban el deslizamiento en el piso, y que sus músculos y su postura se fortalezcan poco a poco generando nuevas estrategias y posturas.

Si el bebé llegó a esa posición por su cuenta, no necesita ningún «coso» para ayudarlo.

Es muy común el miedo a los golpes y caídas, y las mismas pueden suceder. Son parte del aprendizaje y no suelen generar daños graves. Sí es importante habilitar el espacio para reconocer que hubo un golpe o una caída, estar para contener, y ayudar a poner en palabras.

¿Qué podemos hacer para ayudarlos? Generar un ambiente con menos peligro: guardar los cables, tapar los enchufes, sacar los objetos que no queremos que toquen (en vez de estar todo el tiempo gritando «Nooooo») ¡y ropa cómoda que no tengamos problema de que ensucien! .

Dejo la frase que una seguidora puso el otro día en un post: «¡Ellos tan libres, y nosotros con tantos miedos!» Acompañar esa libertad no es fácil, pero de a poco, día a día, vamos aprendiendo.

Para leer: Moverse en libertad, Emmi PiklerLos niños y el juego, Gruss y RosembergBebés en movimiento, Gruss y RosembergDesarrollo psicomotor, Delgado y ContrerasCrianza para principiantes, Grieco y Zampaloni

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp