Ir a comer afuera con bebés o niñeces

vacaciones

Durante el primer año de mi hijo trabajé mucho fuera de casa y él me acompañó un montón. Comimos afuera en varias oportunidades. Mientras fue pequeñito, no fue muy complicado (reconozco que se me ha caído rúcula sobre su cabecita mientras dormía). Pero, ¿qué pasa cuando los bebés comienzan a deambular?

Ante todo, tenemos que comprender que un restaurante o local de comidas no es un lugar hecho para bebés, niñas o niños. Ir a comer afuera es una actividad de adultxs que podemos compartir con nuestrxs niñxs, pero no deja de ser una actividad de adultxs. Y no, no va a volver a ser como cuando no éramos mapadres.

No podemos esperar que un bebé aguarde pacientemente el plato, tampoco que cuando llegue se siente a comerlo con prolijidad. Menos aún si se trata de deambuladores. Para esto podemos llevar snacks de fruta deshidratada para ofrecer mientras esperamos.

Los deambuladores necesitan moverse, caminar, gatear y explorar. Es lógico que quieran bajarse de la silla e ir a ver todo. Sugiero tener en cuenta esto para elegir el lugar donde vamos a comer: que sea amplio y mejor si es al aire libre, sobre todo en épocas de Covid.

Con respecto a la comida que se ofrece sugiero que siempre se elija algo bien cocido dado que, por ejemplo, no podemos saber cómo se lavan las verduras. Evitar albóndigas o hamburguesas por riesgo de Síndrome Urémico Hemolítico.

Otro punto es que es poco probable que no se ensucien o no ensucien el lugar. Esto es lógico, ya sea que coman papillas o trozos (recordemos que a los 10 meses todos los bebés deberían recibir alimentos más sólidos, independientemente de su método de inicio en la alimentación complementaria): no olvidemos que la alimentación es un momento de exploración.

También pueden sentirse incómodos en un lugar que no es el habitual y que por esto “no coman nada”. Es una posibilidad y no es grave. ¿Qué hacemos? Más tarde les ofrecemos alimentos saludables, y listo. Cuando tengan hambre, comerán.

Paciencia. Y mucho cuidado con el amontonamiento de gente, ¡sobre todo en estas épocas!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp