¿Por qué los frutos secos adaptados SÍ son una buena opción para iniciar la AC?

Los frutos secos son muy buenos alimentos para iniciar la alimentación complementaria. Están llenos de calorías, grasas buenas e incluso hierro.⁣⁣

¿Hay peligro de asfixia?

⁣Sí, con los frutos secos hay mucho riesgo de asfixia, por eso es fundamental ADAPTARLOS. Un niño o una niña no debería comer maní entero hasta que pueda escribir la palabra «maní» o, al menos, hasta los 4 años. Por eso debemos ofrecer preparaciones con frutos secos adaptados desde el inicio de la alimentación complementaria.

¿Y la alergia? ⁣

Desde hace años, las sociedades científicas habilitan el consumo de alimentos considerados «alergénicos» desde el inicio de la alimentación complementaria, postulando que, al revés de lo que se creía, esto generaría MENOS alergias alimentarias.⁣Es conveniente ofrecerlos solos o con algún alimento ya conocido al menos en 3 oportunidades para evaluar la respuesta (no hace falta que sean 3 días seguidos ni 3 comidas seguidas).⁣⁣

Hay frutos secos más caros, como las almendras; y otros más económicos, como las semillas de girasol. En las dietéticas y distribuidoras se venden los frutos secos «partidos» a mucho menos valor.⁣⁣

Les comparto algunas ideas:⁣⁣

  • Untable de frutos secos: remojar toda la noche y procesar con minipimer junto a aceite de oliva y especias frescas. Si deseamos hacerlo dulce, combinarlos con dátiles rehidratados y cacao, más una pizca de agua. Podemos usar almendras, castañas de cajú o semillas de girasol.⁣⁣
  • Pasta de maní comercial (Mirar los ingredientes y que diga que contiene solo «maní»).⁣⁣
  • Ralladito vegetal: procesar frutos secos con mortero o molinillo de café y agregarlos a purés o preparaciones.⁣⁣
  • Harina de frutos secos: procesar frutos secos y utilizarlos en forma de harina.⁣⁣

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp