¿Por qué las galletitas/vainillas NO son una buena opción para iniciar la alimentación complementaria?

Ni las galletitas, ni las vainillas, ni los bay biscuit, ni ninguna golosina como estas son apropiadas para la alimentación complementaria. Pero, ¿por qué? Si analizamos sus ingredientes, uno de los principales es el azúcar (en cualquiera de sus nombres: sacarosa, maltodextrina, jarabe de maíz de alta fructosa, etc, etc, etc…). La Organización Mundial de la Salud no sugiere el consumo de azúcares agregados hasta, por lo menos, los dos años; por eso cuánto menos cantidad y más tarde sea su introducción, mejor.

Las galletitas ¡son golosinas! y muchas veces son la base alimentaria de los niños y niñas en edad escolar. Es por eso que buscamos prevenirlo desde el inicio de la alimentación complementaria.

Además, las galletitas tienen una textura rígida que puede ser peligrosa para el inicio de la alimentación complementaria si el bebé rompe un trozo seco que no desarma previamente con la saliva.

¿Pueden los bebés comer galletitas de agua?

Las galletitas de agua no son mejores ya que en su composición también encontramos frecuentemente azúcar (hay que leer los ingredientes).

¿Podemos hacerles galletitas caseras?

Sí, claro, pero sin que sean la base de la alimentación. Podemos hacerlas con diversas frutas y harinas.

Pueden encontrar recetas saludables ingresando ACÁ.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp